DJ Je Main: ‘Al Andalus’


DJ Je Main: 'Al Andalus' / Publicado por Mogra Records alrededor del 28 de febrero (Día de Andalucía) de 2008.

“En tu país miráis las papeleras por si hay un bulto que os quite la vida, en el mío por si hay comida.” Así empieza un disco cargado de furia periférica, sobrevolando un “cielo azul sin dios” porque “debajo está esa gente con más corazón que cabeza su presidente, esto es Al Andalus”. Antes que nada, acotemos el territorio sentimental: Andalucía occidental, es decir, Sevilla y alrededores.

Quien viaja es DJ Je Main, productor que se alía con ocho MCs para nombrar “la otra cara, lo que no te contarán en la guía turística” ni en los putos anuncios de Cruzcampo. Destacan S Curro, un gran cronista bajuno con el que se volvió a encontrar en Bei-Ping Mafia, y Dorpas, gallego – otro que sabe lo que es una tierra de perdedorxs – y colega en The Slow Bros. Pero, rime quien rime, esto es una apuesta desde la tripas de DJ Je Main, que nos hace acompañarle en el infernal autobús de Sevilla a Madrid. Como son “seis horas del tirón” llegamos a entenderle tan bien que nos confundimos con su primera persona. A la capital “me fui a por futuro pero pienso volver” porque “el dinero no aclimata a la gente de a pie” y “aunque todo huela a rancio y las cosas cambien, al final nada es problema”. La indulgencia es infinita cuando he comprendido dos cosas: si me quedo en Al Andalus no hay vida digna posible pero “la ciudad no es para mí, mamá”.

La esquizofrenia de amar lo que no conviene se parece a cuando echo de menos a esa niña y, por mucho que me emborrache, “empiezo vacilando y luego hablando de ti”. O por mucho que me haga daño, como la inmensa Guerra Fría de una relación en decadencia que suena a épica soviética y geopolítica bipolar: sé que ya “hay un McDonalds en la Plaza Roja […] pero tengo fe en Castro y en ti, aunque ya no te importe, te lo juro por Corea del Norte”.

Bases downbeat con mucho groove envuelven la nostalgia de alegrías y fiestas que pasaron allá abajo a pesar de la mierda, “los chicos malos saltan vallas, ya será porque los buenos las construyen”. También aquí hay amores, también aquí sentimos – esto lo leí en un muro que, aunque está precisamente en Madrid, expresa un sentimiento universal de barriobajo infravalorado; alejado de los mitos estetizados de los de París o Nueva York. No hay slam ni tradición rap, pero “si nos ponemos te sacamos el tirititraun”. Hay vida y orgullo, lo que escasea es la autoestima. El desencanto es tal que ni siquiera podemos imaginar una revuelta, cómo ardería la banlieu de La Macarena: “a veces lo pienso y cuando mi colega va a echar sopa agarro el mechero… uno que tengo que no funciona”. “La verdad da miedo” y paraliza, como estar “sin agua en una fiesta drum n bass”. Así que hagamos un poco de ego, inflemos el pecho para dejar claro que soy mejor rapeando que tú, que me meto más drogas, que me miran más tías, que follo más fuerte… y también que me duele más que a ti.

Hacer un disco andalucista es una ambición que sólo afronta quien no tiene miedo al cliché ni nada que perder. Se me ocurren muy pocos logros en nuestra narrativa musical y todos pasaron antes de que hubiéramos nacido: Carlos Cano grabó A duras penas en 1976 y el Despegando de Enrique Morente es de 1977. Ahora que nos sonrojan la ingenuidad y la esperanza hippie en la autonomía, con los nuevos caciques del PSOE petrificados, cuando Curro es la imagen del cabreo y parece que vuelven los hijos de Franco… sólo caben los himnos generacionales hechos desde el asco, la dejadez y la creatividad más libre. Y como tenemos el flamenco desagenciado y oficializado, vienen del andergraun más inquieto de los últimos años: el hiphop sevillano. Por supuesto sin multi que los respalde, para descargar sin licencia, editado por gente tan poco seria como Mogra Empire, sociedad de gentuza ravera y subterránea. “La imaginación se abre a codazos entre tantos que nos quieren muertos…”

DJ Je Main y yo acabamos con un epílogo-resumen en el que nos quitamos los complejos: con los arreglos árabes que se asomaron en cortes anteriores mucho más audibles, rodeadxs de compañerxs de acento marroquí, deseando “que lo vivido sea menos que lo por vivir a este lado del Guadalquivir”.

  1. je main

    Acabo de encontrar esto… la reseña me ha parecido increible. casi se me cae un lagrimón… felicidades a quien la haya escrito, porque pocos comprendieron el significado de este trabajo.

    felicidades de nuevo

    dj je main

    • Hey,
      Gracias a ti Je main por hacerlo y compartirlo. Espero que edites algo nuevo pronto, después de este discazo dan ganas de seguirte más.

      Saludos!

  2. Ricardo

    Enhorabuena por la reseña, INCREÍBLE.
    Pelos como escarpias, andaluces levantaos.

    Fran, enhorabuena a tí también, y a ver para cuando un Al Andalus II.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s