VVAA: ‘#hhX spanishrevolution’


VVAA: '#hhxspanishrevolution' / Editado por VersosPerfectos.com en colaboración con ttablist.com y Hip Hop Nation el 7 de junio de 2011.

VVAA: '#hhxspanishrevolution' / Editado por VersosPerfectos.com en colaboración con ttablist.com y Hip Hop Nation el 7 de junio de 2011.

Quien haya pasado por este blog en los últimos meses ha podido pensar que estaba muerto. Lo que estaba es cogiendo fuerzas en esa explosión de cultura libre y procomún que está siendo el #15M; o, en otras palabras, a mí me ha parecido más interesante dedicar mi tiempo a espacios políticos más públicos y promiscuos que la trinchera de este blog. El #15Mnosepara, pero ahora que la SGAE y su retroalimentadora cultura de la transición están al borde del colapso esto de los discos libres parece una línea de acción muy pertinente.

Retomamos con un disco alusivo: una recopilación que, a tres semanas de la fecha de marras, fue una de las primeras muestras de la avalancha de productos culturales quincemayistas que sufrimos. Digo sufrir porque, entre prisas y caradura, circulan verdaderas porquerías que se hacen pasar por memoria nuestra. Sin embargo, este sí viene con los principios mínimos exigibles: es una colaboración de un centenar de artistas (MCs, turntablistas, beatmakers, diseñadores) distribuida en libre descarga y licencia CC*. Cien que se lanzan a armar un caleidoscopio con el que mirar la #spanishrevolution desde los barrios, los tics y la desvergüenza periférica que destila el hip hop en español.

Son 56 temas basados en el subidón de los primeros días del #tomalaplaza: de cuando nos emborrachamos de razón e íbamos por ahí creyendo que para que llegue la #democraciarealya basta con pronunciarlo 15 veces delante de un espejo (aka cámara de @sextaNoticias). Muchos juegan repetitivamente con los patrones rítmicos de mantras como #lollamandemocracia y no lo es o que #nonosrepresentan. Y se rinden ante los trending topics de la #spanishrevolution, dejando a eso que llaman pueblo hablar a través de numerosos audios grabados en asambleas. A este hashtag tan marketinesco, menos mal, le atacan unos tales Baluarte & Sendo: qué coño dices, si esto “es lucha de clases y también es en Andalucía y Euskal Herria”.

En síntesis, el discurso se mueve en las anchas llanuras de los clichés y la demagogia que nos sonrojan a quienes nos aferramos a la ya rota cultura política de izquierdas (o nos cabrean: cada vez que escucho que “somos apolíticos” me dan ganas de partirle la cara a alguien). También se cuelan invocando a lo heróico y al espectáculo amarillo: lo más recurrente son sonidos de gritos y sirenas de #bcnsinmiedo y #bcnnoestasola (tanto rollo con @anapastor_tve y al final nuestra periodista estrella es Susana Griso). Al menos hay quien saca a José Luis Sampedro y nadie bombea las superventas de Stéphane Hessel. Y ante todo queda clara la fractura: no os creemos, políticos y banqueros que nos habéis sumido en la mierda, no tenéis la más mínima legitimidad para gobernar nuestras vidas. Además, se abren muchos túneles con luz al final: estamos jodidamente cabreadas pero sabemos que vamos a salir de esta, #notenemosmiedo.

Entre los lugares comunes hay quien consigue levantar parrafadas bastante sensatas. Molan especialmente las de Hombres Pua & Padrino, Ferrán MDE, Lon MC, Mode TFK, Tutu & Chete & Hash y, mi favorita, Los Velasco (comienza “no quieren ver qué está pasando, prefieren pensar que el Rubalcaba nos convocó a tos por twitter”). A gafapastas como yo nos parecen una panda de niñatos, pero a veces tienen su gracia, como cuando confían en hacer la revolución con el mando de la Play Station (Tomcat). Es de reseñar también el abominable sesgo heteropatriarcal: en 56 cortes hay una sola MC, un par de tías más haciendo coros. Mucho macho de esos que temen al sexo anal como si fuera un método de tortura y confuden su genitalidad con la argumentación racional. Algunos de ellos merecen la visita de un comando valeriesolanista (Bosky y Charly Efe preferentemente).

Además de diarrea de MC apresurado, abundan los interludios instrumentales hechos para acompañar speeches no rimados, pero no todo es old skool: se roza el nu metal, el reggaetón, el r&b tipo MTV, el trip hop, algo de breakbeat, grime y hasta chill out ibicenco. Algunas producciones notorias, como las de Yama & Caliq ft. Sandra y el sampler hortera setentero de la de Arma X & Dejota Soyez, arreglan el percal y le ponen sabor al cóctel.

¿Y por qué me gusta un disco que, mirado al detalle, está lleno de errores? Porque así es el #15M: un batiburrillo en el que #cabemostodas las que no somos ni banqueros ni políticos, todas las personas que estamos hasta el coño de sus mierdas; que no es ninguna revolución ni va a cambiar per se el mundo, pero sí a abrir nuevos espacios de posibilidad. Yo entre tanta agresividad fanfarrona encuentro un montón de potencia de extrarradio que, como nos han enseñado experiencias nostálgicamente sesentayochistas vs. las de banlieu, es la única que está en condiciones de hacer arder la revuelta.


* Otro ejemplo de producto cultural netamente quincemayista que, ya que estamos, no quiero dejar de citar aunque no sea musical: bookcamping.cc. Da gusto.

  1. Bien! Qué gana que “volvieras”. Además de todo lo que dices de este disco cómo duele ese ND eh!

    • Oh sí, me he puesto la norma de no detenerme mucho en comentar las licencias para no aburrir (y porque la idea de este blog es que importe más la música en sí)… pero lo de que un disco de hiphop lleno de samplers y cortes de diálogos no permita obra derivada me parece muy preocupante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s